Oftalmología Pediátrica

Se ocupa de la detección, estudio, diagnóstico, valoración, tratamiento y seguimiento de los problemas oculares en los bebés, niños y adolescentes.

¿En qué consiste la intervención?

A pesar de contar con todas las estructuras oculares completas, el ser humano cuando nace no tiene un sistema visual plenamente desarrollado y maduro. La capacidad visual se irá adquiriendo y perfeccionando a medida que la corteza cerebral recibe los estímulos apropiados y más o menos simétricos de ambos ojos durante los primeros años de vida.

La agudeza visual va mejorando de forma evolutiva desde el nacimiento de un bebé, tanto así que a los 3 años esta solo alcanza aproximadamente un 50% de su capacidad; ya que, el 100% de ella se alcanza alrededor de los 5 años. Por esta razón, los primeros años de vida -hasta los 7 u 8 años-, son cruciales para lograr un correcto desarrollo visual en bebés y niños.

Durante este periodo de la vida es fundamental detectar aquellas anomalías que puedan impedir un desarrollo visual normal ya que, si no se detectan a tiempo, podrían provocar secuelas irreversibles para toda la vida.

Para diagnosticar estos problemas oftalmológicos en los niños es necesario que los padres sean conscientes de la necesidad de realizar una serie de revisiones con su médico especializado en oftalmología pediátrica.

Calendario de revisiones oftalmológicas infantiles

La revisión oftalmológica debe realizarse a consideración del pediatra, sobre todo, en el caso de los niños prematuros o de bajo paso, que son más propensos a padecer ciertas enfermedades oculares. Sin embargo, debe tener en cuenta el siguiente calendario para el control médico ocular de su bebé/hijo.

Bebés recién nacidos

La visión de un bebé pasa por muchos cambios durante su crecimiento. En cada visita, el pediatra revisará la visión del bebé para monitorear estos cambios y asegurarse que su visión se desarrolle como debería hacerlo. Es por esto que la clínica ofrece la exploración ocular digital con RetCam con la que se realiza la primera evaluación de su recién nacido.

Durante el (1) primer año de vida

Para descartar cualquier problema ocular y conocer la situación visual del niño. En esta consulta en la clínica, el optómetra realizará una valoración para descartar defectos refractivos y el oftalmólogo explorará el interior del globo ocular y la retina para descartar patologías que puedan requerir un tratamiento médico inmediato.

Desde el (1) primer y tercer (3) año

Para diagnosticar posibles alteraciones de motilidad ocular, desviación (estrabismo) y ojo vago o ambliopía. A esta edad los niños comienzan a colaborar y es más sencillo realizar determinadas pruebas, como la evaluación de la agudeza visual.

A partir de los (3) tres años

Si no se aprecian síntomas de trastornos visuales, conviene llevar a cabo revisiones oftalmológicas periódicas (cada 6 meses o 1 año) siguiendo las indicaciones del oftalmólogo pediátrico, cuyo objetivo es controlar y prevenir cualquier problema visual. Si el oftalmólogo detectara cualquier patología, él se encargará de indicar el tratamiento y unas pautas para realizar dichas revisiones.

Principales problemas visuales infantiles

Nuestros especialistas

OFTALMÓLOGO
Sonia Escaf

Áreas de especialización

OFTALMÓLOGO
Maricela Escobar

Áreas de especialización

OFTALMÓLOGO
Beatriz Donado

Áreas de especialización

#MásQueUnaClínica

¡No te auto-mediques! Estamos para aclarar tus dudas

Noticias relacionadas

Pide tu cita ahora

Contáctanos, nuestros asesores están listos para atenderte

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido