Lentes de contacto

Te colocas los tenis, la ropa deportiva, los lentes de contacto y sales a practicar tu deporte favorito pensando en que éstos últimos son tu mejor aliado para evitar la incomodidad de las gafas, pero en realidad no lo son. Antes de salir a hacer deporte debemos tener en cuenta varios factores para practicarlo de forma segura, sin olvidar la salud de nuestros ojos.

Los lentes de contacto están hechos de un material que se contamina con facilidad dejando que cualquier cuerpo extraño pueda entrar y  provocar molestias. Los deportistas deben tener muy presente que cuando esto ocurre no deben rascarse los ojos ya que pueden rayarse la córnea, que en graves ocasiones es necesario llevar a un trasplante.

Cuando se practica algún deporte, los ojos normalmente lloran porque no dejan de ser un cuerpo externo colocado sobre las córneas, lo cual produce la segregación de lagrimeo siendo incómodo para el deportista realizar su actividad.

Como cuerpo externo, los lentes de contacto tienen la facilidad de doblarse o moverse dentro del ojo, esto no es algo grave pero causa impresión y miedo no encontrar el lente en el ojo al momento de querer retirarlo. En éstas situaciones, la persona debe detener sus actividades y asistir a una cita para que el especialista pueda retirarle el lente con mucho cuidado.

El uso de lentes para hacer deporte al aire libre es un recurso cada vez más habitual y de mucha ayuda, pero no dejan de ser incómodos.  Si ésta es tu situación, lo mejor es olvidarse de los lentes de contacto y evaluar la posibilidad de realizarte el único procedimiento 100% Laser de la Costa Caribe que sólo te ofrece Clínica oftalmológica del Caribe.

 

Suscribete a Nuestro Blog

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*