Pasar mucho tiempo delante de pantallas (computadora, televisor, celular) puede provocar fatiga visual. De qué se trata y qué hacer para prevenirlo y aliviar el dolor.

Definitivamente vivimos en una época en donde los dispositivos móviles y las pantallas en general prevalecen en nuestra rutina diaria. Pantallas en nuestros dispositivos móviles, en la oficina, en casa, en el transporte público, vallas publicitarias, etcétera. Genera fatiga solo de pensarlo, ¿No?

Pero, ¿Cómo puede afectarnos la vista esto? Pues la Astenopia -Más comúnmente conocida como fatiga o estrés visual- es la respuesta natural del ojo frente a los esfuerzos realizados por los músculos oculares durante lapsos largos de tiempo. Esta afección crece al mismo ritmo que las nuevas tecnologías se desarrollan. Según los datos más específicos, esta dolencia afecta a más del 80% de las personas que permanecen frente a una pantalla por largos periodos de tiempo. Esta afección se produce mayormente debido a hábitos oculares inadecuados o trabajo visual excesivo.


¿Qué síntomas y molestias produce la astenopia?

Entre los síntomas más comunes se encuentran la visión borrosa o doble, los ojos cansados, y la molestia a la luz, y en los casos más particulares puede acarrear en adición a los ya mencionados síntomas sensación de quemazón, párpados pesados, lagrimeo, irritación ocular, ojos rojos, sequedad y sensación de arenilla. Estos síntomas pueden generar efectos secundarios como dolor de cabeza, vértigo, dolores musculares (Hombro, brazos, muñecas, manos) y problemas cutáneos como pinchazos en la cara, sequedad, picazón facial, enrojecimientos o hinchazones.

Estas molestias aparecen luego de realizar actividades como leer o estudiar por espacios muy largos de tiempo, ver mucha televisión,  conducir, trabajar en ambientes con humo o polvo, y coser.

¿Cómo prevenir la Astenopia?

A continuación unas recomendaciones para evitar la fatiga ocular:

1- Optimizar la iluminación del campo visual y del lugar de trabajo habitual.

2- Realizar descansos periódicos de la actividad visual (por ejemplo, cada hora descansar 5 o 10 minutos). Es recomendable además levantarse del sitio para no mantener la vista fija.

3- Mantener los ojos lubricados (parpadeo) para evitar la sequedad.

4- Medidas de protección de la pantalla (como filtros).

5- Sentarse adecuadamente. (medio metro de la pantalla y a la altura de los ojos).

6- Se debe colocar todo el material de trabajo tan cerca de la pantalla como sea posible para minimizar los movimientos de la cabeza y de los ojos y también los cambios de enfoque.

Suscribete a Nuestro Blog

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*