Cirugía del Glaucoma

Cirugía del Glaucoma

Img Cirugia Del Glaucoma

Comparte en tus redes

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¿En qué consiste?

El glaucoma es una enfermedad crónica del nervio óptico irreversible que puede deberse a varias causas y cuyo factor de riesgo más importante es la presión intraocular (PIO) elevada. Por tanto, con la cirugía se trata de favorecer el drenaje del líquido intraocular (humor acuoso), ya que la presión intraocular alta es la causa más frecuentemente asociada a la progresión del daño glaucomatoso.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma? 

Es de gran importancia el diagnóstico oportuno, ya que es una enfermedad crónica que solo muestra síntomas hasta que está en una etapa muy avanzada, cuando la visión ya es en forma de túnel.

En este sentido, se puede identificar teniendo en cuenta la presión intraocular, el campo visual, tomografía de coherencia óptica (OCT) y los riesgos asociados a presencia de otras enfermedades como Hipertensión arterial, diabetes o enfermedades vasculares.

¿Cuándo se indica el tratamiento?

Cuando se diagnostica alguno de los riegos anteriormente mencionados, se indicarán tratamientos encaminados a aumentar el drenaje y/o disminuir el humor acuoso. En los casos donde la enfermedad no ha evolucionado se recomienda tratamiento farmacológico, sin embargo, el tratamiento del glaucoma es mayoritariamente quirúrgico. 

En esos casos, la cirugía puede ofrecer un control tensional más estable evitando picos hipertensivos (sin fluctuaciones).

Síntomas: El glaucoma no suele mostrar síntomas hasta fases avanzadas de la enfermedad, cuando el daño ocular es significativo.Esto ocurre porque se produce una pérdida de visión lateral, que el paciente no advierte porque el cerebro tiene la capacidad de compensar la visión perdida y rellenar las zonas ciegas combinando las imágenes de ambos ojos para dar una imagen completa.Por esto que se le llama la enfermedad silenciosa y su detección precoz es crucial.

Duración: Alrededor de 30 minutos. 

Dolor: Durante la cirugía no hay dolor. Posterior al procedimiento puede haber irritación, ojo rojo, visión borrosa y/o lagrimeo.

Incapacidad: De 7 a 10 días, dependerá del grado de complejidad de cada caso

#MejorSinGafas

Tú decides cómo quieres ver el mundo. ¡Libérate de tus gafas!

Profesionales que tratan esta patología

No data was found

Pide tu cita ahora

Contáctanos, nuestros asesores están listos para atenderte

Ir al contenido