Empezó la temporada de fin año, y con esta no sólo llegan los villancicos, y ambiente navideño en general. También comenzamos a oír que se producen constantes accidentes debido a la manipulación indebida de los artefactos con pólvora, sobre todo en los más pequeños. La pólvora provoca daños serios en la región ocular. Una explosión cercana a los ojos puede ocasionar ceguera en niños y adolescentes. “La pólvora representa peligros a los ojos de nuestros hijos. Incluso las populares y aparentemente inofensivas “Chispitas Mariposa” pueden causar mucho daño a nivel ocular”, destaca el doctor Luis Escaf.

No se confíe con las “Chispitas Mariposa”

Pueden parecer inofensivas, sin embargo, las populares chispas mariposa pueden causar daños serios en la visión, especialmente de los más pequeños, ya que son estos los que más las manipulan, incluso, con la aprobación de los propios padres.

“Cualquier artefacto caliente o cualquier proyectil, que son en lo que se termina convirtiendo las chispitas mariposa, pueden herir la córnea -la parte transparente del ojo- y esto puede ocasionar una quemadura, que produce secuelas temporales, o permanentes, las cuales pueden conllevar a un trasplante de córnea, o en su defecto puede llevar a la pérdida total del ojo, lo cual lesiona al niño de por vida” agrega el Dr. Escaf.

La conjuntivitis alérgica, la hipersensibilidad ocular a los factores ambientales y otras causas– son algunas de las enfermedades  que pueden sufrir los niños debido a la manipulación de la pólvora.

Consejos para evitar riesgos con la pólvora:

  • NO permitir a los niños jugar con pirotecnia.
  • NO Transportar artefactos pirotécnicos en los bolsillos.
  • Los artefactos que fallaron no encenderlos nuevamente ni tocarlos.
  • Dentro de la casa no se debe encender ningunos fuegos artificiales.
  • Las bengalas encendidas no deben arrojarse a otras personas.

El 60% de los quemados por pólvora son niños, que NADIE en tu familia la utilice. Recuerde que no existe pirotecnia segura, ni de bajo riesgo. Todas pueden producir lesiones.

Suscribete a Nuestro Blog

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*