ojos

El ojo es un órgano muy sensible y, a pesar de poseer su propio sistema de defensa, es vulnerable a lesiones y enfermedades. Si se quiere mantener durante toda la vida una buena visión, hay que cuidar los ojos.

Los ojos
Deben protegerse los ojos de los accidentes. Puede producirse ceguera debido a lesiones producidas a palos afilados, cohetes, pistolas de juguetes y otros objetos que los niños pueden utilizar como proyectiles durante sus juegos. Los padres deben mostrarse firmes con sus hijos, explicándoles las posibles consecuencias de los juegos peligrosos. Las lentes de las gafas deben ser materiales inastillables, especialmente si son para niños.

Cuerpos extraños
El párpado es capaz de cerrarse en un quinto de segundo. Se trata de una acción refleja que responde al más pequeño estímulo. Sin embargo es inevitable, que se alojen cuerpos extraños en el ojo, y existe una forma correcta de extraerlas sin causar daños. Si entre el párpado y el globo ocular se sitúa un objeto blando, como una pestaña, haga que la persona afectada cierre el ojo. Llévela cerca de una luz intensa y abra suavemente el ojo. Si no es visible el cuerpo extraño, dígale que mire hacia arriba, hacia abajo, y a uno y otro lado, mientras que le desvía el párpado en la dirección opuesta. Cuando se localice la partícula extraña, debe sacarse del ojo con la punta de un pañuelo limpio.
Nunca debe intentarse extraer partículas encajadas en la parte blanca del ojo o situadas sobre su parte central. Tampoco debe intentar retirarse un cuerpo extraño duro, a menos que el lagrimeo lo haya desplazado hasta el ángulo interno. En ambos casos, el ojo debe cubrirse con un apósito despegado, que no toque ni comprima el párpado ni el globo ocular, y debe llevarse al accidentado al médico.
Tensión ocular
Puede evitarse en gran medida la tensión ocular excesiva utilizando el sentido común para desarrollar buenos hábitos para la lectura y el trabajo a distancias cercanas.
Siempre debe leerse con buena luz, pero cerciorándose de que la luz no se refleja directamente en la página. Un exceso reflejo hace incó moda la lectura. Cuando lea, mantenga el libro a una distancia de al menos treinta centímetro de distancia de los ojos, y relaje los músculos que controlan el cristalino mirando hacia un objeto distante tras cada hora de lectura.
No se siente cerca de una pantalla de televisión, ni la contemple en una habitación oscura. Es necesaria una mayor cantidad de luz para efectuar trabajos a poca distancia.
Los adultos deben someterse a un examen de visión cada dos años, y los niños una vez al año. Un defecto en la visión puede alterar el desarrollo social y educativo del niño, y sus efectos pueden confundirse con una falta de inteligencia. La detección precoz de los defectos visuales permiten aplicar medidas correctoras y lograr así un aprovechamiento máximo de la visión que se conserva.
Los adultos mayores de cuarenta años deben someterse a exámenes y pruebas oculares cada año, a fin de descubrir y tratar trastornos existentes, antes de que la visión sufra daños irreparables.
Es necesaria la utilización de gafas para corregir trastornos como la hipermetría y otras alteraciones visuales ya nombradas. Las lentes utilizadas deben ser las prescritas por el oftalmólogo. Puede producirse hipermetría a medida que aumenta la edad (presbicia) debido a la pérdida de elasticidad del cristalino. Todo trastorno de la visión provoca un mayor esfuerzo visual, y hace necesaria una corrección rápida. Si no se hace así, el paciente puede sufrir dolores de cabeza persistentes.

Abuso de los cosméticos
Los cosméticos oculares pueden producir reacciones alérgicas violentas, sobre todo los que contienen partículas de “brillo”. Puede aparecer una dermatitis de contacto tras varios años de utilización, con aparición de hinchazón (edema) y picazón alrededor de los párpados, y a veces incluso por toda la cara. Es una medida prudente la utilización de los cosméticos hipoalérgicos que actualmente se encuentran a la venta.
Limpie todo rastro de maquillaje de los ojos cada noche. Utilice agua y jabón suave, o un aceite limpiador suave. Si se dejan partículas de maquillaje durante la noche, existe mayor riesgo de irritación. La utilización de máscaras tiende a aumentar la fragilidad de las pestañas; puede sufrir daños por el contacto con las sábanas durante la noche.
Existe un producto cosmético que nunca debe utilizarse por sistema, o que incluso debe suprimirse por completo; se trata del adhesivo para pestañas postizas. Si se aplica incorrectamente, puede obstruir el flujo normal de lágrimas de las glándulas lacrimales.

Infecciones oculares
La blefaritis es una inflamación de los bordes de los párpados. Puede dar lugar a infección de los folículos de las pestañas. Si se infecta la membrana que cubre el ojo, el paciente presenta un “ojo rojo” (conjuntivitis). El trastorno puede acompañarse de eliminación de pus, dolor y sensibilidad a la luz intensa.
Si la infección solo afecta a uno de los ojos, puede extenderse con facilidad al otro durante las fases precoces, cuando el paciente no se ha percatado de sus existencia. Por esta causa, siempre deben limpiarse los ojos por separado pasando un poco de algodón desde el ángulo interno hacia el externo. Tire inmediatamente el algodón usado y utilice uno nuevo para limpiar el otro ojo.

Suscribete a Nuestro Blog

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*